• 915913019
  • info@cirugiaocularmadrid.com

Cirugía Oculoplástica

  • Home
  • /
  • Cirugía Oculoplástica

Patología de los párpados

 

La cirugía oculoplástica es la subespecialidad de la oftalmología que trata los problemas de los párpados, la órbita y la vía lagrimal.

Esto incluye las malposiciones palmerales como el párpado caído, tumores, reconstrucciones, problemas de lagrimeo y muchas otras patologías.

La compleja anatomía de los párpados y su íntima relación con el ojo hace fundamental que sea un oftalmólogo especializado en Cirugía Oculoplástica quien trate estos problemas. Existen diferentes tipos de problemas en la zona de los párpados.

 

La Blefaritis es una condición muy común que consiste en la inflamación del reborde de los párpados, donde nacen las pestañas. Existen diferentes tipos de blefaritis, pero en general todas se manifiestan con síntomas similares.

La blefaritis se considera una condición crónica, por lo que no existe una cura fácil y rápida. En caso de existir una causa subyacente, como por ejemplo el acné rosácea, el tratamiento iría dirigido al proceso causal.

 

El Chalazión es un nódulo que se forma en los párpados debido a la obstrucción de los conductos de las glándulas sebáceas que se encuentran en el margen palpebral y se encargan de secretar el componente graso de la película lagrimal, y es esencial para una adecuada protección de la superficie ocular. Cuando el conducto de alguna de estas glándulas se obstruye, la secreción grasa se acumula y el cuerpo reacciona con un proceso inflamatorio que rodea la glándula. A diferencia del orzuelo que es un proceso infeccioso. Aproximadamente el 25% de los casos de chalazión desaparecen sin tratamiento alguno, sin embargo en otras ocasiones requiere de intervención.

Nuestros especialistas utilizan la inyección local de corticoide. Esto se suele realizar en la propia consulta sin necesidad de anestesia.

Otras veces el chalazión requiere de tratamiento quirúrgico en el que con anestesia local se puede abrir directamente la glándula afectada y resecar el tejido cicatricial que le rodea.

 

El Blefaroespasmo es la contracción espasmódica involuntaria del músculo orbicular. Puede ser por un reflejo irritativo o ser debido a causas idiomáticas. Este tipo de patologías tiende a desaparecer sola sin embargo en algunos casos puede persistir y sería necesaria la valoración por parte de nuestros especialistas de un tratamiento con inyección de toxina botulínica.

 

Cirugía Estética Ocular de Párpados

 

La cirugía de los párpados, técnicamente conocida como blefaroplastia, es un procedimiento para extraer la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores. La blefaroplastia puede corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores, características que hacen que parezcamos mayores y más cansados de lo que somos y que, en algunos casos, pueden interferir con la visión.

El médico discutirá si se deben operar los cuatro párpados, los inferiores o los superiores y si es preciso asociar algún otro procedimiento. Se le explicarán las técnicas y el tipo de anestesia que se emplearán, dónde se realizará la cirugía y los riesgos. No dude en consultar a su cirujano toda las cuestiones que tenga, sobre todo aquellas relacionadas con sus expectativas y los resultados.

 

Tratamiento

La blefaroplastia se realiza en nuestro quirófano. Normalmente y salvo casos aislados no es necesario permanecer en la clínica más de unas horas tras la cirugía. La cirugía se realiza bajo anestesia local mas sedación, de esta manera el paciente se siente relajado y los párpados están insensibles al dolor. La intervención suele durar entre una y tres horas o más cuando se asocia a otras intervenciones. Se realizan unas pequeñas incisiones en las líneas naturales de los párpados superiores y justo debajo de las pestañas en los inferiores. A través de estas incisiones se separa la piel de la grasa y músculo subyacentes, extirpando el exceso de grasa y, en ocasiones, el exceso de piel y músculo. Las incisiones se cierran con suturas muy finas.
En otros casos, en pacientes jóvenes en los que sólo hay exceso de grasa, se puede realizar una blefaroplastia transconjuntival de los párpados inferiores; la incisión se coloca en el interior del párpado inferior no dejando cicatriz visible.

Tras la cirugía, se le aplicará una pomada en los ojos para lubrificarlos, y en algunos casos, un vendaje suave. Puede tener molestias sobre los párpados; si las hubiese, se alivian fácilmente con la medicación prescrita por su cirujano (si presentase dolor severo o persistente debe comunicárselo a su cirujano). Deberá mantener la cabeza elevada durante unos días después de la cirugía.

Los efectos más molestos suelen ser los habituales de cualquier cirugía: inflamación y hematomas que desaparecen progresivamente en un plazo aproximado de dos semanas, aunque el resultado suele verse inmediatamente tras la cirugía, con una gran mejora tanto cosmética como funcional.